Building a world of
resilient communities.

MAIN LIST

 

China o los Estados Unidos: ¿Cuál será la nación que mantenga liderazgo?

Translated/edited for Post Carbon Institute by Evelyn Jackson, Monica Burgher and April Scott

Qué tonto. Yo habia pensado que los líderes del mundo querrian evitar la caída de sus naciones. Seguro que trabajan duro para evitar la caída del sistema de finanza, del sistema alimenticio, del sistema social, ambiental, y el principio de una miseria abrumadora, verdad? Pero no, eso no es lo que demuestra la evidencia. Me inclino a pensar que el objetivo de los líderes mundiales, no es de salvar a sus naciones de la caída, sino, sencillamente ser el último en caer para poder devorar a los que cayeron antes.

Se que sueno cinico. Tal ves mis comentarios no representan las actitudes de los lideres de países pequeños, pero, para los E.U.A. y la China, los dos países que sin duda van a dirigir a las otras naciones, sus acciones dejan mucho que desear. (Aviso para la salud mental: los lectores que no pueden soportar malas noticias deben de dejar de leer inmediatamente, el internet presenta artículos más alegres, este puede ser el momento apropiado para encontrar uno y disfrutarlo.)

Para estas dos naciones, evitar la caída implica resolver una enorme gama de problemas, de los cuales cuatro no son negociables: Cambios de clima, pico del petróleo (los que por el momento se mantienen, pero pronto decaerán), la inestabilidad de los sistemas financieros que dependen de crecimiento constante y la vulnerabilidad del sistema alimenticio debido a la escasez de agua y la erosión (además del calentamiento del planeta y la escasez de combustible). Si no se atienden cualquiera de estos problemas, la caída de la sociedad es inevitable –en unas cuantas décadas o talves unos cuantos años.

Veamos, ¿Como les va a nuestros competidores? No hay mucho que reportar sobre el clima – solamente promesas vagas para el futuro. La estrategia aparente en este caso es retrasar (no retrasar el impacto, si no los esfuerzos para confrontar el problema).

Asimismo, hay muy poca acción positiva con respecto al sistema alimenticio: Se asume que la industria agrícola convencional – la cual es responsable de las enormes y crecientes vulnerabilidades del sistema global agrícola- de alguna manera va a poder con la carga de alimentar entre siete a nueve billones de seres humanos. La idea parece ser que continuemos haciendo lo mismo que hemos hecho, pero en una escala mayor, usando mas variedades de alimentos genéticamente alteradas.

Oficialmente, la energía máxima no es incluso una preocupación. La estrategia adoptada aquí es negar el problema. ¿Y el lio financiero? Las situaciones de E.U.A. y la China son tan diferente que una discusión más amplia se justifica.

¡China avanza en liderazgo!

Los E.U.A. están endeudados hasta la coronilla y han hipotecado el futuro de generaciones tratando de salvar al sistema bancario que se asume demasiado grande para fallar. En cambio, la China tiene cantidades de efectivo (como resultado de su ernome superávit) y ha comprado una montaña de deuda Norte Americana como medido para mantener el valor de la moneda de su cliente principal. Pareceria en esta area una nación que ha llegado a su punto más débil mientras que la otra se prepara a saltar al liderazgo la superpotencia económica mundial.

Y esta es la opinión al respecto. No es difícil encontrar comentadores que dicen que lo E.U.A. ya no es el líder mundial por uno seria de razones. Ademas de su gran deuda, la E.U.A. también sufre de tremendo decrecimiento industrial, un gran déficit comercial, erosion en la calidad de la educacion, y una política exterior que sirve los intereses de los fabricantes de armamentos mientras que debilitan los intereses de largo plazo de la nación. En relación con el último de estos, una encuesta de opinión mundial publica en 2006 demostro que grande mayorías en cuatro de las naciones aliadas principales (Egipto, Marruecos, Paquistan, e Indonesia) un tercio de la población del mundo musulman cree, que los E.U.A. están determinados a destruir o debilitar el Islam. En esos países, la mayoría de la gente apoya los ataques a blancos Norte Americanos. Y sucede que la mayor parte de los futuros suministros de petróleo mundial vendrán de naciones musulmanes. Brillante.

Al contrario, la China está disfrutando un momento de éxtasis. Ahora tiene el mercado automotriz más grande del mundo. Y, según Stuart Staniford, en un artículo reciente, "si las tendencias actuales continúan el sistema de carreteras en la China sobrepasara en tamaño a su contraparte en los E.U.A. La adquisición automotriz en la China excederá a la de los E.U.A. alrededor del año 2017." A partir del 2010 la China es el productor líder de la energia hidroeléctrica y la energia solar y en 2011 seria productor numero uno de energia eólica." Las inversiones de la China para la red inteligente sobrepasan a las de los E.U.A. 200 a uno. Los chinos también están invertiendo en energia nuclear. Staniford continua: "simplificando en exceso, es como si los E.U.A. pidieron prestado a la China un monton de dinero para luchar una guerra para liberar los suministros petróleos de Iraq para que la China pudiera convertirse al poder industrial más grande que jamás se ha visto en el mundo.

La política exterior de la China consiste en gran parte ganarse amigos, comprando derechos para petróleo, gas, carbón, y otros recursos (en Canadá, Australia, Venezuela, Iraq, Kazakstán, y en África), mientras que los E.U.A. gasta dinero que no tiene tratando de desarraigar los malos elementos, haciendo más enemigos en el proceso.

En una conferencia del octubre 2009, George Soros hablo francamente sobre lo serio que es la crisis financiera mundial. "La diferencia entre la Gran Depresion y la crisis económica de hoy es que esta vez no se permitió la caída del sistema financiero, sino se conecto a una maquina que mantiene vida en manera artificial. Sin embargo, los problemas de hoy con crédito y deuda son de una magnitud más grande de la que sucedió en los años treintas." Soros siguió con discutir las posiciones relativas de lo E.U.A. y de la China.

En un corto plazo, todos los países fueron afectados negativamente. Pero a largo plazo, habran ganadores y perdedores… Francamente los E.U.A. se preparan hacer los mayores perdedores, y la China emerge como la gran ganadora. La China ha sido la mayor beneficiaria de la globalización, y en gran parte ha sido protegida de la crisis financiera. Para el Oeste, y sobre todo, al E.U.A., la crisis fue generada internamente, lo que origino el derrumbe, del sistema financiero. Para la China, el golpe vino de afuera [que] lastimo las exportaciones pero dejo a los sistemas financieros, políticos y económicos sin daño.

¡La China se tambalea!

Pero recuerde: sin soluciones al cambio de clima, la energía máxima, y la crisis alimenticia que aproxima, el ganar la competencia financiera es solamente consuelo temporal. Considere solo el enigma de la energía: China puede construir armas nucleares y molinos de viento, pero no hay manera que puede mantener el 8 por ciento de crecimiento anual por mucho tiempo con energía plana o decreciente del carbón. La China y la India, entre ellas, planean la construcción de 800 nuevas centrales eléctricas con carbón antes de 2020. ¿De dónde vendrá el carbón? Ambos países están experimentando déficits de la producción doméstica y están comenzando ya a importar el combustible. Pero los países exportadores del carbón no podrían mantener la demanda combinada de los dos países.

Por otra parte, hay una escuela de pensamiento que dice que el milagro económico al parecer imparable de China es una burbuja a punto de estallar. El mercado inmobiliario de Pekín se recalienta, como el de Las Vegas circa 2006. El año pasado, la economía china disfrutó del GDP del 9 por ciento crecimiento-en el papel. Pero para alcanzar esa meta, el gobierno y los bancos tuvieron que prestar hacia fuera el 30 por ciento del GDP de China (el índice de crecimiento en préstamos aceleró durante la última parte del año; a las tarifas de finales de año, los bancos estaban en la pista para prestar una cantidad igual al GDP entero de la nación en 2010). En todo caso, mucho de ese crecimiento ocurrió probablemente con la especulación en propiedades inmobiliarias y la acción cuestionable.

Generalmente, el desarrollo económico de China está en una etapa del oeste salvaje : es un conjunto de poderes básicos capitalistas sin responsabilidad para nadie, desplazándose para crear e inflar activas y crédito. Mientras que el banco central recientemente empieza a ejercer control sobre los bancos, su habilidad de parar las intrigas regionales tipo Ponzi es aun limitada.

En enero la comisión reguladora de las actividades bancarias chinas intentó contener en los préstamos para retardar el aumento rápido en valores de las propiedades inmobiliarias y de la bolsa. (Por una parte, durante el mismo mes, el gabinete de China acordó permitir el comercio de margen y la venta corta de la acción y poner en marcha un índice común de los futuros.) Sensiblemente, hay pruebas que el banco central de China trata de desinflar las burbujas sin hacerle daño al mercado de vivienda ni a la bolsa, pero no va bien. La suspensión repentina en los préstamos, según Joe Weisenthal en Business Insider, "cogió de sorpresa a los importadores junto con muchas otras companias y pudo causar turbulencia en las ordenes de importación en la China. Las cartas de crédito de pronto se convierten inaccesibles, a pesar de previos acuerdos. Creemos que esto inevitablemente causara tardansas o cancelasiones de imporataciones a la China. Ordenes de importación para productos básicos y maquinarias podrían ser afectadas." Traducción: El gobierno se encontró frente a frente con dos posibilidades: dejar que se reviente una burbuja creciendo rápidamente y que tumbe la economía, o, a propósito desinflar la burbuja y tumbar la economía por otra ruta. El banco central escogió el ultimo, y el desmontaje se desarrolla.

Mientras tanto Google y la administración de Obama han ejerido presión externa sobre la China para que suavice la censura a las comunicaciones electrónicas-movimientos que muchos ven como reducción a las opciones del gobierno central para controlar el flujo informatico y la economía.

En una reciente opinión editorial, el columnista Tom Friedman de New York Times, contradice las preocupaciones acerca de la explosión de la burbuja china. Esto lo hace atraves de una demostración de confianza en el momento expansionario imparable en Pekin. Debido al record de Friedman (recuerden sus columnas en 2003 exaltando los beneficios que vertirian hacia America como resultado a la invasión de Iraq), esto por si solo debería hacer la causa de dudar si la locomotora de la China puede mantenerse en sus rieles por más tiempo.

¿Qué significa "ganar"?

En su libro Reinventando la Caída : El Ejemplo Soviético y las Perspectivas Americanas, Dmitry Orlov discute la "brecha de la caída" entre los Estados Unidos y la Unión Soviética vieja: la vieja Unión Soviética estaba mucho más preparada para la crisis económica y la caída del gobierno central. Cuando lo E.U.A. eventualmente, siga los mismos pasos de la Unión Soviética, el dolor y el sufrimiento de sus ciudadanos serán mucho mayores. (No puedo resumir adecuadamente la evidencia y el razonamiento de Orlov aquí, pero es persuasivo; si usted no ha leído el libro, hágase el favor y lealo.)

¿Cómo se está preparando los E.U.A. para la caída en comparación a la China?

Después de seis décadas de desarrollo económico casi ininterrumpido, los americanos han desarrollado expectativas poco realistas sobre el futuro. Son los consumidores urbanos cuya capacidad de producción ha disminuido y cuyas habilidades prácticas de sobrevivencias quedan solamente en vestigios. Los chinos tienen una caída menos profunda delante de ellos. La mayoría todavía viven en los campos, y muchos quienes viven en las ciudades son solamente una generación separada de la subsistencia agrícola y la cual todavía tienen acceso, o sus padres, o tienen habilidades practicas que aprendieron durante décadas de pobreza y sumergido en una cultura agrícola tradicional.

Ambas naciones confrontan tremendos desafíos políticos. En los E.U.A. el gobierno central ha llegado a una parálisis casi total: evidentemente es incapaz de resolver aun problemas relativamente menores, y la confianza de los ciudadanos en él se está evaporando en gran parte: los líderes políticos han tenido éxito en polarizar al pueblo geográficamente con temas que son emocionalmente candentes para los mismos. Pocos de los cuales tienen algo deber con los factores que están debilitando la abilidad de sobrevivencia de la nación. El gobierno central Chino parece ser mucho más capaz de actuar decisiva y estratégicamente, pero se confronta con duras realidades geográficas e históricas: hay una división económica y social entre las ciudades adineradas de la costa y el area pobre del interior rural; y una ruptura demográfica entre aquellos de menos de 40 años quienes tienen expectativas económicas muy altas, y la generación mayor quien creció bajo de Mao, con una ética de colectivismo y sacrificio. Los jóvenes, especialmente, han aceptados intercambiar sus libertades civilas por prosperidad económica. Si esta última no es recibida, habran, habrán seria demandas por la anterior. Estas divisiones son tan profundas que podrían derivar la sociedad si las expectativas no resultan-los líderes saben muy bien esto. Por consiguiente, en el caso de una caída, ambos naciones confrontan la posibilidad de un derrumbe en sus sistemas políticos, implicando violencia general (levantamientos del pueblo y medidas severas del gobierno).

China todavía mantiene una ventaja crucial en un ámbito fundamental: su sistema del alimento. Muchos de sus ciudadanos todavía producen sus alimentos, aun cuando tomamos en considerencia las recientes tendencias hacia la rápida urbanización (en los E.E.U.U., los granjeros a tiempo completo componen al solamente cerca de dos por ciento de la población y el granjero medio se está acercando a edad del retiro). Éste no es decir que China tendrá la capacidad de alimentar a todo el pueblo; ya se mueve en la dirección de ser un importador neto importante del alimento. Mientras tanto, los E.E.U.U. siguen siendo un exportador significativo del alimento. La diferencia dominante tiene que hacer con la elasticidad de los respectivos sistemas alimenticios de las dos naciones: el de los Estados Unidos es centralizada, más dependiente del combustible, y por ende más vulnerable.

La Geopolítica del Derrumbamiento

Es fácil ver la ventaja de la ciudadanía cuando se la prepara la caída-con mejor preparación, mas sobrevivirán. ¿Pero una tarifa de supervivencia más alta durante y después de que derrumbamiento traduce a una cierta clase de ventaja geopolítica?

El proceso del derrumbamiento será determinado por muchos factores, algunos duro de predecir, y así que es difícil saber el tamaño o el alcance de la estructura de poder política que puedo reaparecer en cualquier país. Es posible que una nación, o ambas, pudieran resurgir en unidades políticas más pequeñas contendiendo entre sí mismos e incapaz de dedicar mucho en la lucha global para los recursos. Todas las nuevas unidades políticas a resurgir dentro de los actuales territorios de China o de los E.U.A serian inmediatamente identificadas con problemas enormes, tales como pobreza, hambre, desastres ambientales, y migraciones masivas.

Posiblemente algunas armas muy potentes de la época de la guerra mundial permanecerán intactas y usables, es posible que una u otra de estas pequeñas entidades políticas podría imponerse en escenario mundial como un imperio de corta vida con un amplitud geográfico limitada. Pero aun sobre estas condiciones el ganar la carrera después de la caída ofrece poco consuelo.

La posibilidad de un conflicto armado entre los dos poderes ante de la caída de ambos, no se puede descartar. Por ejemplo, si los esfuerzos de parte del E. U. A. para contener las ambiciones nuclear de Irán podrían encender una serie de reacciones de ataques y contra- ataques posiblemente envolviendo a Israel, forzando a los poderes mundiales a escoger lados; o, si los E.U.A. persistieran en armar mentar a Taiwan. Pero ni los E.U.A. ni la China quieren una mutua confrontación militar directa, y ambas naciones están motivadas a evitarlo. Por consiguiente una guerra nuclear – aun en el peor escenario que se puede imaginar por el hombre en el planeta Tierra – no parece posible, a pesar que en las décadas futuras el uso de algunas de estas armas en ocasiones por una nación u otra es probable.

Las guerras del comercio son otro asunto, y podríamos ver una en este año, según Michael Pettis en Financial Times, quien dice…

… los desequilibrios comerciales son más necesarios que nunca para justificar el aumento de inversiones en países con superávit [por ejemplo China] pero el desempleo escalante los hace política y económicamente inaceptable en paises con déficits [por ejemplo, E.U.A.]. El aumento de ahorros en los E.U.A. va a choquar con los altos ahorros de la China. A no ser que una solución de conjunto de largo plazo surja inmediatamente, el conflicto comercial se empeorara y se volverá muy difícil de retractar las políticas ofensivas. Más importante todavía, si los países en déficit requieren cambios estructurales más rápido que los países con superávit pueden manejar, nosotros casi seguramente terminaríamos con una tremenda disputa que envenenarían las relaciones por años.

¿Cuán posible es la idea que propuse en el primer párrafo de que la ultima nación en pie pudiera recoger lo que queda de los restos de sus competidores? Tal escenario presupone que una nación podría permanecer de pie por lo menos unos cuantos años después de la otra. Pero esto no podría ser posible. Recuerda las palabras profeticas de Joseph Tainter en La Caída de Sociedades Complejas (1988):

"Hoy en día una nación ya no puede caerse unilateralmente, porque si algún gobierno nacional se desintegra su pueblo y territorio seria absorbido por algún otro [o rescatado por agencias internacionales]…La caída, si sucede, o cuando vuelva a suceder esta vez será mundial. Las naciones ya no pueden caer individualmente."

Cuando la Unión Soviética cayo, lo E.U.A. y varias corporaciones multinacionales fueron capaces de barrer y recoger los tesoros abandonados. Un ejemplo: las plantas de poderes nucleares en los E.U.A. han usado por muchos años uranio recuperado de misiles sovieticos abandonados. En seguida organizaciones internacionales como El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional ayudaron a organizar nuevas estructuras financieras para Rusia, Ucrania, Belarus, Lituania, Estonia y las otras naciones nacidas después de la desintegración política y económica de la Union Sovietica, para limitar y retroceder el proceso de desintegración social que habia pasado en su etapa inicial.

Pero ahora la situación ha cambiado. La caída de los E.U.A. dejaría a la China desolada. No solamente que Pekín perdería su mejor cliente, pero, los cientos de billones de dolores de valor de las notas del tesoro que han sido acumulados no tendrían valor alguno. Si la China fuera internamente estable, tales impactos serian absorbidos con dificultad. Pero en vista sobre el calentamiento social en la China y sus problemas financieros, la caída de los E.U.A. seria ciertamente suficiente para hacer tambalear la economía de Pekin, como resultando en una crisis política y social. Una caída en la China podría igualmente desolar a los E.U.A. La pérdida de un proveedor de productos de consumo baratos desconcertaría a los clientes de Wal-Mart, pero el golpe sería mucho más intenso. La Reserva Federal (Fed) perdería su comprador principal de la deuda del gobierno, lo que querría decir que el gobierno federal estaría forzado a intervenir y monitorizar la deuda (en lengua común, prendamos la impresora), debilitando el valor del dólar. El resultado: una caída económica súper inflacionaria. Tal caída es probablemente inevitable, pero una caída del sistema chino lo apresuraría y lo haría peor.

En ninguno de los casos las instituciones internacionales serían capaces de prevenir las consecuencias políticas y sociales. La ultima nación de pie caerá pronto. Hemos alcanzado la etapa a la cual se refería Tainter diciendo, "La civilización mundial se desintegrara junta."

El maratón de la transición

Bien, entonces no hay ningún esfuerzo serio de parte de los líderes de la China o de los E.U.A. para evitar la caída (por lo menos entre los próximo 10 a 20 años. Talves porque han concluido que es imposible evitarlo-hay demasiadas tendencias llevándonos en esa dirección, y el tratar con cualquiera de estas tendencias inmensas y riesgos políticos inmediatos. En realidad, parece ser que ellos sencillamente se reúsan a pensar acerca de estas tendencias y sus implicaciones, porque tienen otra opción- posponer la caída a través de la creación de más deuda, programas de rescate económico, y burbujas financieras mientras toman sus partes en la política de clima a la manera de una obra kabuki, participando en recursos geopolíticos. Así la culpa cae los siguientes líderes. El posponer la caída es una obra de magnitud, suficiente para desviar la atención de uno de contemplar la fealdad e inevitabilidad de lo que se está posponiendo.

¿Reducirán estos esfuerzos a corto plazo los riesgos de disolución? A duras penas. De hecho, mientras más se prolonga la hora de la verdad, peor será.

Tendría mucho más sentido si en vez de posponer lo inevitable simplemente promoviendo la elasticidad en toda la sociedad, relocalizando los sistemas básicos sociales: alimenticios, producción y finanzas. No hay necesidad de practicar el discurso existente acerca de esta estrategia: los lectores que no están familiarizados con esto pueden encontrar punto de información al www.TransitionTowns.org, o en los libros y los artículos de autores tales como Rob Hopkins, Albert Bates, David Holmgren, Pat Murphy, y Sharon Astyk (y alguno de mi propio escritos, incluyendo Museletter #192). Se comprende lo difícil que es para los políticos nacionales pensar de esta manera. El promover la elasticidad social implica olvidarse los normas de la eficiencia económica; se traduce en la reducción sistemática del poder del gobierno central e instituciones comerciales nacionales y mundiales (bancos y corporaciones). También significa cuestionar el dogma central del mundo moderno: la eficacia y posibilidad de crecimiento económico ilimitado. Entonces si los mejores resultados parecen estar en una estrategia de la elasticidad y relocalización, y nuestros líderes no pueden ni siquiera contemplar esta estrategia, eso quiere decir que los líderes son, por lo menos, en una parte, irrelevantes a nuestro futuro.

Algunos lectores de blogs están tan inclinados hacia esta línea de pensamiento que ya no ven la necesidad de tomar atención a la escena global. Podrían pensar que este articulo es una pérdida de tiempo (yo espero uno o dos emails al respecto). Pero el entera en los asuntos mundiales es más que una cuestión de infotenimiento: cuando y como la China y los E.U.A. caigan es una cuestión de mayores consecuencias que quien gano el superbowl: New Orleans Saints o los Indianapolis Colts, La verdad es que ninguna nación y ninguna comunidad será capaz de protegerse completamente de los vientos duros y improvisos que se apresuran a llenar el vacío dejado por la implosión de las dos superpotencias.

A propósito, mis disculpas a los otras mas o menos 190 naciones del mundo, grandes y pequeñas: mi énfasis en los E.U.A. y la China como parte de esta discusión no significa que otro países son menos importantes o que sus destinos no son únicos, tanto como sus culturas y geografías, si no sus destinos se desarrollan en un contexto de la caída mundial extendiéndose de las naciones a las cuales nos hemos referido. Para cualquier nación-India, Bolivia, Rusia, Brasil, Sud África y para cualquier comunidad o familia, la sobrevivencia requerirá algún entendimiento de la dirección tomado en eventos mayores para de tal manera abrir pasos para protegerse y anticipar las oportunidades para reagrupar.

Entonces: Pon atención a los reportes del tiempo desde Washington y Pekín, pero mientras tanto desarrolle su habilidad de resistencia donde quiera que usted este. Si el techo necesita arregla, arréglelo.

Mientras tanto después de un largo dia e organizar jardines en transición en su vecindario, usted tal vez querrá perderse en la lectura de ficción de James Howard Kunstler Un Mundo Hecho a Mano (World Made by Hand); o, le erudita discusión de la caída como un proceso extendido, leyendo los libros de John Michael Greer La Larga Caida (The Long Descent and the Ecotechnic Future) y El Futuro Ecotecnico. No se puede dejar de pensar porque se cae el cielo.

What do you think? Leave a comment below.

Sign up for regular Resilience bulletins direct to your email.

Take action!  

Make connections via our GROUPS page.
Start your own projects. See our RESOURCES page.
Help build resilience. DONATE NOW.


Landscapes Transform With the Arrival of the Colorado River

The Colorado River returns to the delta - in photos.

Momentum on Fossil Fuel Divestment Grows as Harvard Professors, Desmond Tutu Call for Action

"People of conscience need to break their ties with corporations …

Years of Recapping Dangerously

Just like on Game of Thrones, where winter is a destabilizing force on all …

Use Your Climate Credit to Ask for More

In the next month, millions of Californians will receive their first …

The Buzz Tour: walking across England to pollinate change on climate

“What can I do about climate change?” “Very little. What …

Living Dangerously

It's happening again, a TV presentation intended to wake people up to the …

Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change - headlines

What's in the latest IPCC report?